MIAC

MIAC

Videos LGBT

Loading...

viernes, 5 de septiembre de 2014

Preaching God's love for LGBTQ people in Puerto Rico

by Yenan Silen
Since 2005, I have been an ordained minister. I have a Masters and a PhD in Christian Clinical Counseling from Florida Christian University. In 2008, my family moved to Puerto Rico and began a congregation called Centro de Reconciliacion Internacional, which was a small but growing church. We also helped people through counseling and I had the joy to assist a lesbian couple. Through this couple that I counseled, God used them to open my eyes and began to minister to my heart about God's grace.
I've been a preacher of God's grace but I was unsure of what it meant for LGBT people. I've always been very open to other people's hurt, but I was trained to reject homosexuality due to a wrong theological interpretation. When I was counseling this lesbian couple, God showed me that God's grace was enough for them too. This opened my heart to search for understanding and I found the truth about God and LGBT people through intense search, study and prayer.  
In 2010, I wrote a four-pieced series titled, "God's grace and the homosexual (La gracia de Dios y el homosexual)." My friends on facebook, which were mostly from the Evangelical Christian Community, reacted to my work. Some agreed with the writings, but most of them rejected them because I explained that being gay was a sexual orientation. The persecution that I received was so intense and aggressive that I developed high blood pressure and heart palpitations. They called me all kinds of names. They cyberbullied me and I was emotionally affected and hurt. The same  people called members of my congregation and other ministers and spoke against me. We eventually had to close our church in 2011 and every member left us.
In 2012, we were completely censored from the church and began to meet in our house. We hosted a bible group called Casa de Gracia (house of grace), but being marked as a heretical minister made it difficult to bring people in.
In Puerto Rico, at that time, people were considering potential changes on employment discrimination laws towards LGBT people in order to protect them in the work environment and also to extend domestic violence laws to LGBT relationships. This gave us the opportunity to meet and work with LGBT people and lead the first advocacy group in favor of diverse families. That is how MIAC (Movimiento Inclusivo de Apoyo a la Comunidad) was born. MIAC is an nonprofit organization that advocates for inclusion.

MIAC made a call to LGBT people and allies. Our rally was going to occur at the same time the church in Puerto Rico was gathering for the "traditional family" and openly rejecting the LGBT community. During that time, through my facebook I was persecuted and threatened of being killed and burned alive, in front of the Capitol. 

CapitolAround 300 of us showed up and walked towards the gathering on the south side of the Capitol. There were approximately 200,000 gathered for "traditional" family, based on their count.
We called this walk between a sea of people, David against Goliath. We walked on the south side and they walked on the north side of the Capitol.  We made all the newspapers. Our voice was heard and that was our intention, to give a voice to LGBT people, and let all know that God is with LGBT people too. 
My husband and I were the first and only pastoral couple in the island that openly exposed our position of accepting LGBT people. The other heterosexual pastor among us was Jesus Molina from Chicago, and another LGBT pastor Pedro DeJesus walked with us too. But we remain the only heterosexual pastoral couple in Puerto Rico that continues to speak openly for LGBT acceptance and rights. We also continue to be censored in our country, and in the evangelical church that we used to be part of. We've been unemployed since all of this happened. Pr
But what we did not know was, that we had a LGBT daughter. One of our three daughters is a lesbian. And she came out after we did all this. I praise God, for God's love and kindness, for the way that God helps us to understand our daughter's sexual orientation. LGBT people's causes became our family's cause. 
Even though our experience has been very hurtful, intense and painful, we find ourselves blessed to be part of what God is doing in this time in history of the church.  I continue to advocate for LGBT rights and share my writings through my facebook and blog. Also, I have helped many LGBT people to come out of the closet and be reconciled with God. Also published @: http://www.rmnblog.org/2014/09/puertorico.html

sábado, 13 de abril de 2013

Ponencia del MIAC ante la Comisión de lo Jurídico, Seguridad y Veteranos del Senado de Puerto Rico sobre el Proyecto del Senado PS 238



Movimiento Inclusivo Apoyamos a la Comunidad LGBTT





PONENCIA DEL MIAC: 

Ponencia ante la Comisión de lo Jurídico, Seguridad y Veteranos del Senado de Puerto Rico sobre el Proyecto del Senado 238 CONTRA EL DISCRIMEN EN EL EMPLEO Y GESTIONES PUBLICAS Y/O PRIVADAS.



El M.I.A.C: Movimiento Inclusivo de Apoyo a la Comunidad, es un frente amplio de ciudadanos y ciudadanas que buscan equidad e igualdad de derechos bajo la ley constitucional, a través de la educación y el activismo social en asambleas pacíficas. Este es un servicio sin ánimo de lucro, ofrecido por personas voluntarias de diversa condición e ideología.

MIAC: Movimiento Inclusivo Apoyo a la Comunidad

MIAC: pueblo inclusivo que se compone de Familias Diversa.

Misión: Organizar una red de apoyo a la comunidad LGBTT inclusiva, promover la igualdad y equidad, movilizar a los constituyentes sobre sus derechos. Educar sobre derechos humanos, orientación sexual, identidad de género, homofobia, lo que es el discrimen, la constitución de PR. Derechos iguales bajo la ley para todos y todas.


Ponencia ante la Comisión de lo Jurídico, Seguridad y Veteranos del Senado de Puerto Rico sobre el Proyecto del Senado 238
Saludos a la honorable comisión, Honorable Eduardo Bahtia, Presidente del Senado, Honorable Ramón Luis Nieves, Honorable Miguel Pereira, Presidente de la Comisión. Gracias por permitirnos deponer hoy ante ustedes y el pueblo de Puerto Rico para expresar nuestro apoyo Proyecto del Senado 238, de la autoría del Senador Ramón Luis Nieves.

Introducción 

Luego de escuchar las ponencias de los líderes religiosos que se oponen al proyecto PS 238 y siendo este servidor ministro cristiano, considero que el punto de vista de ellos cae en una línea fina casi violando los principios más atesorados por la fe protestante, la separación de iglesia y estado. Hoy los fundamentalistas pueden marchar y proclamar sus creencias gracias a ese principio sagrado de la constitución, Iglesia y Estado separados. Este proyecto no pretende atentar contra las iglesias sino hacer justicia a una minoría lastimada por la falta de leyes que les amparen para que no puedan ser despedidas de su empleo por su orientación sexual, identidad de género o simplemente por ser diferentes a los heterosexuales.

Les recordamos a los ministros que se oponen a este proyecto de ley que hoy están aquí y a los que comparecieron en los días anteriores, que no podemos olvidar nuestra herencia protestante. Es precisamente cuando una iglesia quiere que se hagan leyes acorde a sus doctrinas, o que se eliminen otras que para ellos son anti-bíblicas o que no se creen otras porque las consideran pecado, que se viola este principio y se cruza la línea fina del postulado Iglesia y Estado separados. Las iglesias tienen derecho a creer como bien les parezca e implementar sus dogmas y doctrinas en sus templos a sus feligreses, pero no tienen ni tenemos el derecho de imponer nuestras creencias a nadie, usando leyes o evitando que se creen otras leyes que protejan a minorías que no profesan sus creencias ni su visión o interpretación de las Escrituras cristianas.

Puerto Rico tiene ateos, cristianos, musulmanes, budistas, hindúes, agnósticos y de otros movimientos religiosos no cristianos. Sus derechos deben ser respetados. Del mismo modo que no podemos imponer las creencias del Corán y otros libros sagrados de diferentes religiones a los cristianos, de ese mismo modo no se puede imponer la interpretación que haga un movimiento religioso cristiano de la biblia a nuestra sociedad.

Cuando un grupo religioso protestante intenta a la fuerza, presión, amenaza e intimidación de imponer sus doctrinas y modo de interpretar la biblia a los que no piensan ni creen como ellos, dejan en ese momento de ser protestantes para caer en el camino de las sectas. La fe protestante que hemos heredado de nuestros antepasados como Lutero, Juan Wesley, Juan Hus y otros que atesoraron y lucharon por siempre mantener la iglesia y el estado separados. Esa fue la razón de ser de la Reforma protestante, quitarnos el yugo de una iglesia que quería que el mundo viviera bajo sus conceptos religiosos. En una sociedad democrática que respeta la diversidad, la ley y el orden, no pueden permitirse estilos que impongan una creencia religiosa sobre otra ni mucho menos que se hagan leyes que favorezcan a un grupo religioso en particular.

La comunidad LGBTT ha sido muy lastimada por la religión. La mayoría de los argumentos que se han presentado para que no se apruebe el proyecto 238 son de corte prácticamente religioso, sectario y fundamentalista. Para que la iglesia pueda ser protegida bajo el amparo del principio de Iglesia y Estado separados, la propia iglesia debe velar porque todos creamos en libertad como deseemos creer sin que una religión imponga sus dogmas salvo a los que voluntariamente han decidido creerlos y seguirlos.

Hoy esta comisión tiene el sagrado deber de proteger la constitución de Puerto Rico y aprobar el PS238 para hacer justicia a la comunidad LGBTT. Puerto Rico no puede hacer leyes bajo la forma de creer de un grupo religioso sino tomando en cuenta los derechos de todos, los que creen y no creen igual. Aprobar este proyecto hará crecer la democracia, pondrá a prueba nuestra capacidad de pueblo de vivir en aceptación de las diferencias, amar a nuestro prójimo aunque no crea como nosotros y mantener el principio universal de toda democracia, IGLESIA Y ESTADO SEPARADOS.


I-Excepción a instituciones religiosas para discriminar.


Se encuentra explícito en la constitución de PR articulo II sección 3: “Habrá completa separación entre la Iglesia y el Estado.” La institución conocida como la iglesia al ser una entidad privada y de ciertas reglas, dogmas y doctrinas que la rigen, tiene el derecho de escoger quien entra o no en sus facilidades. Sin embargo, en la situación de que la institución religiosa ofrezca algún servicio comunitario a la ciudadanía se debe regir por la constitución y estando fuera de operación o función religiosa. No debería discriminar en contra de ningún ciudadano. No obstante, si la institución religiosa recibe fondos públicos para “x (o) y” proyecto de acción o ayuda comunitaria, ya sea la institución principal o alguna división o sucursal aparte bajo la sombrilla de la institución principal-no. No puede discriminar a ningún ciudadano si fondos del gobierno federal, gobierno estatal, gobierno municipal o cualquier otro dinero público son utilizados. El MIAC apoya la separación de iglesia y estado dictada por la constitución. Apoyamos que las instituciones religiosas participen en el desarrollo y mejoramiento de la comunidad siempre y cuando se sigan los parámetros establecidos por ley.


II- Política publica


El establecer política pública para contribuir a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos constituyentes del país es un acto noble y serio. El revisar las leyes escritas para atemperarlas a la realidad actual y corregir errores en las mismas es prudente y necesario. Tomando el tema del discrimen como punto de partida, como ciudadanos diversos que somos, nos podemos encontrar con diferencias en cuanto a la aplicación del concepto. Sin embargo, nuestro mejor esfuerzo como sociedad debe redundar en beneficios para todos los ciudadanos sin menoscabar derechos o adjudicar privilegios únicos, difícil tarea.

No obstante, existen documentos redactados, probados y vigentes los cuales son excelentes recursos en nuestro caminar hacia una sociedad democrática, equitativa, justa y razonable. Me refiero a la constitución de USA (1787), la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU (1948) y nuestra Constitución del Estado Libre Asociado de puerto Rico (1952).

Comenzando con el preámbulo, si leemos detenidamente, existen unos detalles importantes los cuales sientan pauta en relación a la tónica de derechos y contenido de nuestra constitución. El primer detalle, “una base plenamente democrática.” Como bien expone, desde el principio Puerto Rico fue constituido como un estado democrático y como bien se indica, existe un predominio del pueblo en el gobierno político del estado. Todas y todos los sectores de la ciudadanía deben ser considerados a la hora de legislar y ejecutar el desempeño de las leyes. No se puede excluir a ningún sector de la ciudadanía por razones de números y menos aún pretender que no existen.

El segundo detalle, “promover el bienestar general.” De acuerdo a la Real Academia Española, bienestar tiene unos significados particulares y pertinentes. Estos son: 1-conjunto de las cosas necesarias para vivir bien. 2- estado de la persona en el que se le hace sensible el buen funcionamiento de su actividad somática (física) y psíquica (mental). En un ambiente no equitativo esta meta no es posible. Seria inaudito pensar que lo antes expuesto se lograría en una sociedad cautiva por el discrimen, percibido o real, la desigualdad, la marginación y un estado en desorden. Es responsabilidad del gobierno de promover el ambiente propicio para el bienestar del pueblo: equitativo, igualitario, no discriminatorio.

El tercer detalle: “asegurar para nosotros y nuestra posteridad el goce cabal de los derechos humanos.” La palabra de mayor impacto y significancia es cabal. Cabal significa: completo, exacto, perfecto, de plena eficacia jurídica (RAE). Refiriéndose a la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU (1948), queda explicita la forma y manera en que la ciudadanía disfrutaría de dicha declaración en aquel entonces 1952, y en el futuro. Examinando la Declaración Universal de Derechos Humanos en sus 30 artículos, se ve explícitamente un claro repudio al discrimen por cualquier razón, motivo o situación (http://www.un.org/es/documents/udhr/ ). Esta es una excelente guía a seguir durante el proceso legislativo para asegurar la erradicación del discrimen y fomentar la equidad.


III- Lenguaje, implícito y explicito


En adiestramientos para personal de ley y orden provistos por el gobierno federal, se destacan dos palabras o conceptos pertinentes estas son: Implícito y Explicito. Como bien se definen, implícito es incluido en otra cosa sin que esta lo exprese; Explicito es que expresa clara y determinantemente una cosa (RAE). Se entiende que en asuntos de ley, derechos y libertades, si se utiliza un lenguaje explicito existe un mejor entendimiento y menos interpretación subjetiva. Tomando en cuenta la situación del estado de derecho actual, el sector de la ciudadanía llamado LGBTT se encuentra desprovisto explícitamente de igualdad de derechos y protección ante la ley. Esto fue indicado por representantes del Departamento del Trabajo y por la Comisión de Derechos Civiles. En PR actualmente no todos somos iguales ante la ley y eso violenta la dignidad del ser humano que debe ser inviolable. 



IV- Raíz y consecuencias del discrimen 


La raíz del discrimen para la comunidad LGBTT es de origen religioso. Lamentablemente, en Puerto Rico el discurso para con la comunidad LGBTT es mayoritario en su interpretación religiosa, el cual se manifiesta como discriminante, prejuicioso e insultante.

El mensaje fundamentalista es como el expuesto por Morality in Media, y la pastora Wanda Rolon. Fundamentalismo es de acuerdo al diccionario Vox, y cito:
Fundamentalismo rel. Movimiento o actitud que se contrapone a cualquier evolución respecto a las doctrinas que se consideran esenciales en un sistema religioso. El concepto fue aplicado en principio a movimientos ultraconservadores dentro del protestantismo, aunque después ha extendido su significado hacia determinadas tendencias dentro de la Iglesia católica y sobre todo del islam. Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

El mensaje religioso fundamentalista utiliza de 7 a 9 versos Bíblicos para desarrollar una teología homofóbica. Este mensaje promueve la homofobia: ideas, actitudes y acciones discriminantes hacia la comunidad LGBTT. No podemos olvidar que las iglesias se componen de personas. Entre estas personas están las que luego ejercen discrimen en sus lugares de empleo y otros. Los límites de la separación entre iglesia y estado no son para imponer creencias ni para autorizar discrímenes. Ya que uno puede tener su creencia, pero uno no puede usar su creencia para discriminar. Las leyes deben de proteger, para que nadie sea discriminado en gestiones públicas o privadas, por causa de diferir con una idea religiosa, en este caso relativa a la orientación sexual y/o identidad de género.
Muchos patronos son fundamentalistas en sus creencias de fe, la pastora Wanda Rolon dijo en vistas publica en el salón Leopoldo Figueroa: “nosotros caminamos con nuestras creencias.” Nos debemos preguntar, al ejercer sus creencias escogerán ellos discriminar a la comunidad LGBTT o no. Es una elección personal y de conciencia. Las creencias de fe, sin leyes que protejan explícitamente contra el discrimen de orientación sexual y/o identidad de género, acentúan las oportunidades de experimentar discrimen, en especial para la comunidad LGBTT; Ya que para un patrono religioso fundamentalista, su creencia es que una persona con una orientación sexual LGBTT es igual a un demonio, poseído por el diablo, desviado sexual, alguien similar a ser adicto, pillo, asesino o pedófilo. Cuando la religión mayoritaria del país tiene esta visión, sobre un grupo minoritario de la sociedad es necesario proveer protección explicita, en este caso protección a la orientación sexual y/o identidad de género de la comunidad LGBTT.

La orientación sexual LGBTT no es un desorden mental ni una enfermedad, mucho menos un “espíritu inmundo.” Es absurdo que en el siglo XXI estemos discutiendo sobre estos conceptos en términos tan arcaicos. Los profesionales de la salud mental concuerdan en esto y cito:
“En 1973, la Asociación Americana de Psiquiatría confirmó la importancia de una investigación nueva y mejor diseñada y suprimió a la homosexualidad del manual oficial que detalla los trastornos mentales y emocionales. Dos años después, la Asociación Americana de Psicología promulgó una resolución apoyando esta supresión. Durante más de 25 años, ambas asociaciones solicitaron a todos los profesionales de la salud mental que ayuden a disipar el estigma de enfermedad mental que algunas personas todavía asocian con la orientación homosexual.” (Tomado de la web de la Asociación Americana de Psicología)

La orientación sexual ya claramente definida durante 40 años por los expertos en la salud mental como lo son la Asociación Americana de Psiquiatría, la Asociación de Psicología Americana, la Asociación Americana de Trabajadores Sociales, Asociación Americana de Pediatría entre otros están de acuerdo que la orientación sexual LGBTT no es una enfermedad.

La definición de orientación sexual es:
“La orientación sexual es una atracción emocional, romántica, sexual o afectiva duradera hacia otros. Se distingue fácilmente de otros componentes de la sexualidad que incluyen sexo biológico, identidad sexual (el sentido psicológico de ser hombre o mujer) y el rol social del sexo (respecto de las normas culturales de conducta femenina y masculina).

La orientación sexual existe a lo largo del continuo que va desde la heterosexualidad exclusiva hasta la homosexualidad exclusiva e incluye diversas formas de bisexualidad. Las personas bisexuales pueden experimentar una atracción sexual, emocional y afectiva hacia personas de su mismo sexo y del sexo opuesto. A las personas con una orientación homosexual se les denomina a veces gay (tanto hombres como mujeres) o lesbianas (sólo a las mujeres).

La orientación sexual es diferente de la conducta sexual porque se refiere a los sentimientos y al concepto de uno mismo. Las personas pueden o no expresar su orientación sexual en sus conductas. (Tomado del artículo: La orientación sexual y la homosexualidad: http://www.apa.org/centrodeapoyo/sexual.aspx )”

La orientación sexual LGBTT no es similar a la pedofilia. El discurso de que la pedofilia es una orientación sexual nace de la revista “life site news” en su campaña “anti-gay.” Ellos escriben un reportaje basado en el comentario del Profesor de la Universidad de Montreal Van Gijseghem, quien comparo la condición mental de pedofilia con la orientación sexual (ya sea esta heterosexual u homosexual). La compara para mostrar que los pedófilos no pueden cambiar su atracción hacia los pres púberes y que no se debe de criminalizar severamente a personas que no pueden cambiar, sino más bien ayudarlos a que se controlen. Canadá es el país más avanzado en derechos LGBTT, entendemos que el profesor hace uso del entendimiento de que la orientación sexual no se puede cambiar para que entendamos, que aunque la agresión sexual del pedófilo es un crimen, el pedófilo no puede cambiar porque su pedofilia es igual a tener la orientación sexual heterosexual o LGBTT. [Información sobre la opinión de un psicólogo que comparo la pedofilia a la orientación sexual: ( http://www.lifesitenews.com/news/pedophilia-a-sexual-orientation-experts-tell-parliament )]

Lo más preocupante en cuanto al discrimen para con la comunidad LGBTT por causa de la religión es, que muchos se suicidan al creer que Dios no los ama y los condena. En nuestra práctica de consejería pastoral, hemos tenido la experiencia de personas que llegan perturbadas con ideas suicidas, porque han crecido en una comunidad donde la religión dictamina su valor y sus derechos. Cuando la base del discrimen es por creencia de fe, se violentan los derechos humanos pues se impone un credo. Se violenta la constitución porque se impone la creencia religiosa por la insistencia de “ser convertido” a una doctrina o credo mayoritario, violentando así la separación de iglesia y estado.

El discrimen genera violencia. La violencia emocional, verbal, psicológica y física que experimenta la comunidad LGBTT, es marcada y fomentada, al promover la idea que la orientación sexual LGBTT es un comportamiento aberrante y abominable para Dios. Es violencia emocional el desprecio, el rechazo, el bullying que genera el discrimen. Es violencia verbal al tratar con desprecio la vida de personas de la comunidad LGBTT al llamarlas: demonios, poseídos, hijos del diablo, sodomitas, pedófilos entre otros términos insultantes. Insinuar que la persona necesita oración, para “que Dios le cambie”, son prácticas acostumbradas por una sociedad religiosa en los espacios públicos y/o lugares de empleo. Estas prácticas discriminantes son violencia psicológica porque afecta la imagen de la persona, el nombre, su reputación y la calidad de vida de la comunidad LGBTT.

En consejería hemos encontrado en miembros de la comunidad LGBTT síntomas causados por el discrimen generalizado en la sociedad y en el empleo.
Síntomas:
o Ansiedad
o Depresión
o Miedo
o Auto mutilación
o Insomnio
o Ideas suicidas
o Intentos suicidas
o Suicidio

En Nueva York, adolecentes de la comunidad gay son 8.4 veces más propensos a reportar que han atentado suicidio y 5.9 veces más propensos a reportar altos niveles de depresión comparados con adolecentes que son apoyados por su familia completamente, o con niveles bajos de rechazo. (http://www.pflagnyc.org/safeschools/statistics )

La comunidad LGBTT somos todos, porque todos tenemos algún miembro de la familia que es parte de la comunidad LGBTT y estos como ciudadanos de Puerto Rico se merecen nuestro respeto y protección adecuada y explicita ante la ley.
Jesús dijo: “el cumplimiento de la ley es el amor al prójimo.” Es decir, la ley se cumple, amando al prójimo. Como cristianos, vivimos basados en las enseñanzas de Jesucristo, el único líder del cristianismo. Jesús nunca dijo nada sobre la comunidad LGBTT, jamás fue excluyente de los marginados sino incluyente.
Basado en el discurso de Jesucristo que es el amor a Dios y al prójimo, entendemos que promover y garantizar los derechos humanos y civiles para la comunidad LGBTT da evidencia de que somos muy buenos cristianos.


V- Conclusión

En una sociedad democrática, equitativa, justa y razonable, todos los ciudadanos y todas las ciudadanas, deben gozar de todos los derechos conferidos por la constitución que nos rige. De ese punto debe salir el respeto hacia todos los ciudadanos y ciudadanas, estemos o no de acuerdo con su existencia en la sociedad.

VI- Otras recomendaciones:

EL MIAC entiende que el pueblo de PR necesita ser educado en cuanto a lo que es la homofobia religiosa. Reconociendo que la raíz de la homofobia es la creencia religiosa fundamentalista, es vital desarrollar programas educativos que exploren los temas de: orientación sexual, identidad de género, homofobia, lo que es el discrimen, los derechos humanos y la constitución de PR desde temprana edad.

Escritores de la ponencia del MIAC:

Dr. Pedro de Jesús Colón, teólogo, ministro de la Iglesia Nueva Creación, Rector del Seminario Teológico Nueva Creación de Mayagüez y consejero pastoral en la comunidad LGBTT. Miembro fundador del MIAC. Ponencia Parte: Introducción

Pastor Juan E. Pérez Reyna, cofundador del MIAC: Movimiento Inclusivo Apoyo a la Comunidad, Pastor de la Iglesia Casa de Gracia de PR. Ponencia Parte: I, II, III, V y VI.

Dra. Yenán Silén, cofundadora de MIAC: Movimiento Inclusivo Apoyo a la Comunidad, Pastora de la iglesia Casa de Gracia de PR, Consejera Clínica Cristiana, Certificada por la Coalición Nacional Contra la Violencia Domestica. Ponencia Parte IV y VI.

sábado, 30 de marzo de 2013

Carta al gobernador de PR



Honorable Gobernador, Alejandro García Padilla:

El pueblo de PR representado por usted esta cobijado bajo la constitución que escribieron nuestros antepasados unidos en el mismo compromiso: ser la generación que adelanta el progreso de la igualdad y la justicia social en PR. La constitución de PR inspirada en la constitución de los EUA y en acuerdo con la carta de derechos humanos de la ONU, establece.

ARTICULO II CARTA DE DERECHOS
Sección 1. Dignidad e igualdad del ser humano; discrimen, prohibido.
La dignidad del ser humano es inviolable. Todos los hombres son iguales ante la Ley. No podrá establecerse discrimen alguno por motivo de raza, color, sexo, nacimiento, origen o condición social, ni ideas políticas o religiosas. Tanto las leyes como el sistema de instrucción pública encarnarán estos principios de esencial igualdad humana.

La dignidad de la comunidad es inviolable y el discrimen, prohibido. Esto es que no se puede permitir nada escrito en la ley que violente la dignidad de las personas, ni que las discrimine. Continua, nuestra Carta de Derechos escrita en nuestra Constitución. “Todos los hombres son iguales ante la ley.” Todos los hombres, entiéndase por raza humana son iguales ante la ley. Todos ante la ley debemos de ser iguales. Pero, en realidad la comunidad diversa no es igual ante la ley. No, a la comunidad diversa se la ha negado el derecho a ser protegido por la ley 54.

- A las mujeres y hombres que no están en relaciones heteronormativas la ley 54 no les cobija.
- Aquellas o aquellos identificados como el/la otra, el/la adultera, el/la chilla, la ley 54 no les protege.
- Aquellas personas en noviazgos, la ley 54 no les cubre.
- Aquellos ancianos en relaciones de familias diversas, quedan aun sin ser reconocidos.

Sin embargo, la ley 54 se creo para proteger a las personas envueltas en dinámicas muy especiales y diferentes, que solo se dan en las relaciones donde hay intimidad familiar, emocional, psicológica y/o física. La ley de violencia domestica se creo para proteger de las dinámicas de abuso de poder y control que se manifiestan en las relaciones humanas y de familia.
Las leyes son, para garantizar la dignidad de los seres humanos, por eso es que todos debemos ser iguales ante la ley. Las leyes son, para garantizar justicia para todos ante la ley. Las leyes son, para fomentar la paz de todos.

Honorable Gobernador Alejandro García Padilla, usted será el gobernador que escogió adelantar la democracia, al apoyar que las enmiendas que a la ley 54 PC 488, PS 238 cubran y protejan a todas la familia en contra de la violencia y el discrimen. Al aprobar leyes, que reconozcan la diversidad de nuestra comunidad, sin castigar al ciudadano o ciudadana por su orientación sexual y/o de identidad de género, ni por razones de creencias religiosas, usted Honorable Señor Gobernador hará justicia.

No proteger a las familias diversas de Puerto Rico, es no hacer valer su dignidad como personas ante la ley y discriminarlas. Para los que aspiramos a una sociedad justa, equitativa y de paz, entendemos que el abuso de poder y control que violenta las vidas puede ser controlado con enmiendas a las leyes, enmiendas que coloquen a todos los ciudadanos en una posición de igual ante la ley.

Me despido con una hasta pronto y citando las palabras del Presidente Abraham Lincoln.
"Este país y sus instituciones, pertenece al pueblo, y cuando éste crea que el gobierno existente no es lo bastante bueno, puede modificarlo en virtud de su derecho constitucional, aún para ello tenga que apelar a la revolución. Mientras el pueblo vigile y sea virtuoso, ninguna administración podrá perjudicar gravemente al gobierno ni al país..."

Atentamente,
Pastora Yenán Silén
Fundadora de el MIAC

La diversidad es nuestra realidad



Por: YENÁN SILÉN, PHD

La diversidad es nuestra realidad, hoy más que nunca necesitamos abrazar las diferencias, las cuales manifiestan la diversidad.  Puerto Rico, como en el mundo entero, está participando de un proceso natural en el cual se aproxima a  madurar, crecer y cambiar.  
Este proceso, requiere reconocer que nuestras familias no son las mismas de antes.  Es imperante aceptar que el ser humano es diverso como la propia expresión misma de su naturaleza. Creas en Dios o no, no hay un ser idéntico al otro, no hay una huella digital o un ADN, un individuo, una pareja, una familia igual.  La diversidad reconoce y celebra la variedad biológica e intrínseca de cada ser humano.
Manifestar la diversidad familiar ha requerido de luchas y cambios. Según el ser humano ha adquirido entendimiento de su naturaleza única, ha crecido y madurado, logrando reconocer su propio “yo”, y seguido del “soy”, esta realidad nos reta a reconocer al “otro.” En el reconocimiento del valor humano que posee el prójimo,  donde la diversidad se hace una realidad innegable, nuestro prójimo debe ser amado (a), cuando le reconocemos su propio “yo”.
Los derechos humanos reconocen la diversidad y la dignidad de todos los seres humanos,  nos confrontan, motivan y exigen que continuemos creciendo a manifestar el llamado mayor: el amor al prójimo.  El amor al prójimo nos invita a abrir nuestro entendimiento a la realidad del “otro”, a que lo levantemos a disfrutar el goce de una vida digna, desde la diversidad de su ser.
La diversidad es nuestra realidad, mucho más visible en nuestros tiempos,  por lo que hoy podemos apreciar como los pueblos se levantan a reconocer los derechos de nuestros hermanos desprotegidos, discriminados, rechazados, y separados. Esto sucede  por causa de hacerles sentir que no encajan en los moldes tradicionales de familia y sociedad, así como en aquellos fundamentos religiosos que aprendimos, pero que son consecuencia de un pasado que ya no existe.
 La diversidad siendo real, nos obliga a conocerle,  nos invita a comprender y reconocer que la comunidad LGBTT ha existido, existe y existirá entre nosotros.  A la comunidad LGBTT, quienes aun reconociendo su propia identidad u orientación sexual,  durante mucho tiempo se les ha trastocado su dignidad al no reconocerlos como humanos dignos del amor y de sus derechos, concluyendo hacer de su orientación sexual o identidad de género un crimen.
La diversidad es nuestra más grande realidad, realidad que todos y todas debemos reconocer en  nuestro prójimo, solicitando para toda nuestra comunidad los mismos derechos que disfrutamos los que sí somos reconocidos por la ley.
Es hora de que Puerto Rico comience a reconocerlos, según está escrito en la constitución de nuestro país, resaltando y haciendo real aquellos postulados constitucionales sobre la igualdad ante las leyes, de nuestra diversidad de razas, religiones, orientaciones sexuales e identidades de género. Todos y todas somos parte de una familia diversa a la que Jesús ama por igual,  por ello hay que otorgar todos los derechos a todas las parejas, y todas las familias diversas, pero sin distinción alguna.

Yenán Silén  PhD, es pastora de la congregación Casa de Gracia, y fundadora de el MIAC: Movimiento Inclusivo de Apoyo a la Comunidad.